¿Cuál es la diferencia entre sostenibilidad y desarrollo sostenible?

¿Conoces la diferencia entre sostenibilidad y desarrollo sostenible? ¿Y entre desarrollo sostenible y desarrollo sustentable? Estos conceptos son usados con frecuencia y cada vez más forman parte de nuestro día a día. Están vinculados al medio ambiente, a la energía, a la economía doméstica y global y a otros muchos ámbitos, por lo que es recomendable conocer su significado e importancia para la vida cotidiana de las personas.

¿Hay diferencia entre sostenibilidad y desarrollo sostenible?

En realidad, es más indicado hablar de similitudes que de diferencia entre sostenibilidad y desarrollo sostenible. En muchos ámbitos se consideran casi sinónimos, aunque con matices.

¿Qué es la sostenibilidad?

Según la RAE, el término sostenibilidad se refiere a un proceso que se puede sostener a sí mismo sin ayuda exterior o externa y sin que suponga la merma o reducción de los recursos existentes en ese momento. 

Es decir, es un proceso que implica satisfacer de forma adecuada las necesidades del tiempo presente en un ámbito concreto, pero sin que ello suponga sacrificar o comprometer la capacidad de satisfacer semejantes necesidades en el futuro. Tanto en el futuro cercano como en lo que se refiere a las siguientes generaciones.

Aunque la palabra sostenibilidad la solemos asociar a lo medioambiental, este es solo uno de los factores o ámbitos en los que se aplica. También existen otros como la sostenibilidad económica y la social. 

¿Qué es el desarrollo sostenible?

El desarrollo sostenible es el modo de progreso que tiene en cuenta satisfacer tanto las necesidades actuales como las futuras, sin que las primeras supongan una pérdida, merma o desequilibrio de las futuras.

A través del desarrollo sostenible se busca el equilibrio entre el progreso, bienestar social, cuidado medioambiental y desarrollo económico actual y futuro. 

Rompe con la idea pasada de crecer a cualquier costa. Tiene en cuenta tanto lo que la sociedad, las empresas y las personas necesitamos hoy como las necesidades de las futuras generaciones. 

¿Cuál es la diferencia entre sostenibilidad y desarrollo sostenible y cuáles sus similitudes?

Como ves, la diferencia entre sostenibilidad y desarrollo sostenible es mínima y por eso es común encontrar que se utilizan como sinónimos. 

En el uso de ambos términos, sostenibilidad se suele utilizar en referencia a un proceso o ámbito concreto y desarrollo sostenible se suele utilizar de un modo más amplio. Pero básicamente son lo mismo, ambas tienen los mismos principios.

Resumidos de forma sencilla, ambos tienen como finalidad cuidar del planeta evitando el agotamiento de los recursos disponibles debido a un uso indiscriminado. En los dos casos buscan la forma de proteger los medios naturales, el medio ambiente y los ecosistemas para que todas las personas, tanto en la actualidad como en el futuro, puedan tener acceso a las mismas oportunidades.

¿Cuál es la diferencia entre desarrollo sustentable y desarrollo sostenible?

Aquí la diferencia es también cuestión de matices y de uso del lenguaje más que del significado real de los términos, pues también se utilizan como sinónimos.

Generalmente, al hablar de desarrollo sustentable se refiere a las medidas, procesos o factores que tienen que ver con la preservación, conservación y protección de los recursos naturales.

En cuanto al desarrollo sostenible, es el proceso por el que se buscan medidas, formas y modos de garantizar procesos saludables para satisfacer las necesidades sociales y económicas actuales y futuras de los seres humanos.

Cómo abordar el desarrollo sostenible a nivel doméstico: 3 ejemplos

Ahora que ya tienes clara la diferencia entre sostenibilidad y desarrollo sostenible, es probable que te preguntes cómo lograrlo. Desde los gobiernos, las empresas y a nivel doméstico, podemos tomar medidas a diario para contribuir al desarrollo sostenible. 

Como empresa de instalación de energía renovable fotovoltaica, en Ilios-Renovables el desarrollo sostenible nos preocupa y nos ocupa. Por nuestra parte, tenemos en cuenta estos principios cada día. 

Si tú también quieres contribuir al equilibrio generacional y al cuidado medioambiental puedes adoptar medidas como las siguientes.

Haz un consumo energético responsable

Elige energías renovables como la fotovoltaica y reduce el consumo de energías fósiles. Mejora la eficiencia para evitar pérdidas de energía. Juega con la ventilación y las persianas para tener una mejor temperatura ambiental con un menor consumo energético.

Realiza un consumo responsable de materias primas

Evita los plásticos de un solo uso y prefiere los materiales reutilizables y duraderos. No malgastes agua y si es posible reutilízala, por ejemplo, usando el agua del depósito de la secadora para limpieza. 

Cuida el medio ambiente

Evita el uso de productos medioambientalmente tóxicos. Y trata tu basura separando tipos de residuos y tirándolos al contenedor correspondiente.

Como ves, son pequeños gestos que puedes introducir en el día a día y marcar una gran diferencia. ¿Todavía no tienes una instalación fotovoltaica? Contacta con nosotros y estaremos encantados de ayudarte.